No la llames, no le temas ni le huyas…

noNo la llames, no le temas ni le huyas,
si estás obsesionado con la muerte,
el destino está marcado, ya la suerte
recorrerá su senda que es la tuya.

No la llames…
Porque es sorda, muda e implacable,
acudirá puntual en el momento,
a dejar tus despojos sin aliento
al cumplirse tu sino inapelable.

No le temas…
El mundano pasar solo es prestado,
no pedimos nacer, pero nacimos,
no queremos morir, pero morimos
y quebrado, el presente ya es pasado.

No le huyas…
No podrás eludir lo inevitable
no hay lugar, medicina ni milagro,
ni ruego, ni cuentas de rosario
que evite el final irrevocable.

Recorrerá su senda que es la tuya
el destino, marcado con tu suerte,
si estás obsesionado con la muerte;
no la llames, no le temas, ni le huyas…

Tino Diez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s