Hacia lo incierto

dimensionQue tristeza llorar el propio duelo,
llevar la certidumbre del final
de partir en el viaje terminal;
la vida que se va ya sin consuelo.

Despedirse de su gente y de su suelo,
mientras avanza, sin piedad, el mal,
para hundirse en la noche fantasmal
si el telón de su vida corre el velo.

Es el fin de todos los finales,
sin revancha, retruque, ni descuento,
como una quebradura de cristales,

la cruel condena que sentencia el tiempo
recorriendo el sendero hacia lo incierto;
la insondable presencia de los muertos.
Tino Diez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s