Gorriones

Dijimos “¿on redi?” , “¡diez!” (*)
con prosapia de potrero
y al buscar un rumbo vero
tropezamos un “tal vez”.

Recién supimos después,
que gorriones mistongueros
tienen destinos fuleros
en este mundo al revés.

Quisimos alzar el vuelo
sin tener aura triunfal,
y al caer el postrer velo

del pasaje terrenal
descansamos bajo el suelo
tras el pitazo final..

(*) Los pibes de antes repetían en el potrero los gentiles rituales del fair play establecido por los inventores del fútbol.
Uno de ellos prescribía que en el momento de iniciar el partido, el jugador que estaba en el centro de la cancha con un pie elegantemente apoyado en la pelota, le preguntara al rival que tenía frente a él: “¿All ready?” (”¿Todo listo?”). Y ante la respuesta “¡Yes!” (”¡Sí!”), como quien no quiere la cosa movía la pelota hacia atrás -este gesto también formaba parte de la caballerosidad deportiva- en dirección a su compañero más próximo, que era quien iniciaba el avance sobre el campo rival. .
Tino Diez hace mención en este emotivo soneto a la graciosa deformación de términos en que incurrían los pibes de una época en la que no existían en cambio las deformaciones del espíritu deportivo que se padecen actualmente.
Y nos dice también que el fair play que nuestros padres nos enseñaron conduce pocas veces al triunfo en el juego de la vida
Este comentario corresponde al Profesor Conrado De Lucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s