En el fondo del lago

de Diego Dublé Urrutia

Nada había cambiado: el candil en el muro,
el brasero en el suelo y en un rincón oscuroLago-en-el-frio
el gato, dormitando. La noche estaba fría

y el tiempo tan revuelto, que la casa crujía…
Se escuchaba a lo lejos ese rumor de pena
que sollozan las olas al morir en la arena,
y a intervalos más largos esos vagos aullidos
con que piden auxilio los vapores perdidos.
Nosotros, los chiquillos, oíamos el cuento
sentados junto al fuego, y como entrara el viento
por unos vidrios rotos, su frente medio cana,
la vieja se cubría con su charlón de lana.

Era un cuento muy bello:
Tres príncipes hermanos
que se fueron por mares y países lejanos
tras la bella princesa que la mano de un hada
en un lago sin fondo mantenía encantada.
El mayor, que fue al norte, no regresó en su vida;
el otro, que era un loco, pereció en la partida;
y el menor, que era un ángel por lo adorable y bello,
llegó al fondo del lago sin perder un cabello…
Allá abajo, en el fondo, vio paisajes divinos,
castillos encantados de muros cristalinos
y en un palacio inmenso, de infinita belleza,
encerrada y llorando, vio a la pobre princesa.
Se encontraron sus ojos, se adoraron al punto
y lo demás fue cosa de poquísimo asunto,
pues al verlos tan bellos como el sol y la aurora,
el hada, que era buena, los casó sin demora.

…………………………………………

-Así acabó la historia de aquella noche… El gato
se despertó gruñendo, desperezose un rato
y se durmió de nuevo. Zumbó las ventolina
en el cañón, ya frío, de la vieja cocina…
Se levantó un chicuelo y sin hacer ruido
enhollinó la cara de otro chico dormido…
Yo, me quedé soñando con el príncipe amado
por la bella princesa, con el lago encantado
y también con los tristes y apartados desiertos
donde duermen los huesos de los príncipes muertos.

Hace un tiempo, una mañana, mientras buscaba en la imagen del espejo del baño, algún vestigio del pasado que no vuelve, como si se abriera un resquicio en la memoria remota, surgieron los primeros versos de una poesía de la escuela, la vieja escuela primaria: “Soñé que era muy niño, que estaba en la cocina/ escuchando los cuentos de la vieja Paulina”, y vagamente otros que decían: “Zumbó las ventolina/ en el cañón, ya frío, de la vieja cocina…/ Se levantó un chicuelo y sin hacer rüido/ enhollinó la cara de otro chico dormido...” Recuerdo la indicación de la maestra, para el uso de la crema o diéresis, como en “rüido”, entre dos vocales débiles anulaba el diptongo y, en estos casos agregaba una sílaba más al verso. Era de quinto o sexto grado, tal vez de cuarto. Comencé a hurgar en la deteriorada memoria, tratando de ubicar en cuál de esos años fue. Seguramente si repasaba los libros de lectura, podría determinar qué libro contenía esa poesía. Y las maestras que estaban en cada grado. Podré?
Primero y segundo grado, sin ninguna duda, el libro era “Pimpollitos”.Y la maestra era la dulzura con guardapolvo. La ternura misma hecha maestra, E. de Robles de Vincent y Nélida Buitrago No estoy seguro era su apellido de casada. Tercer grado, creo recordar al libro “Girasoles” y a Herminia Pérez a cargo; mientras que en cuarto grado estuvieron Aurelia González de Ozán y Petra Vaira de Landrisini y en la lectura “Tierrapobre…tierra rica”.
Quinto grado fue un año por etapas. Dos maestras se alternaron, de ellas recuerdo solamente a la titular, Delia de Mattía de Rodríguez Carlés. La imagen y el nombre de la suplente, se perdió en la nebulosa de la memoria, solo recuerdo su apellido de casada, Devause. El libro de lectura era “Motivos americanos” Y fue el año, 1947, de la mudanza de la vieja Escuela Cortés en Avenente y Juan Bautista Cabral, a la nueva ubicada en Avenente y Brihuega, donde acaba de cumplir el aniversario número 102.
Por último, sexto grado, el libro “Fuentes de vida” y la señorita Ida Acquaviva
Toda esta revisión de la escuela primaria, no alcanzó para discernir cual de los libros de lectura, podía contener esa memorada poesía.
Finalmente, luego de consultas, búsqueda, infructuosa, de los libros, consultas en museos locales y bibliotecas, Internet, me acercó la poesía completa, que es del autor chileno Diego Dublé Urrutia y su título “En el fondo del lago”.
Con estos datos pude tener acceso al libro de quinto “Motivos Americanos” y al texto completo del poema.
Amigos virtuales de Internet me acercaron la biografía de su autor.
Diego Dublé Urrutia (1877-1967)
Poeta de la raza y de su tierra
Diego Dublé Urrutia, poeta, pintor y embajador de Chile, nació en Angol el 8 de julio de 1877. Hijo de Teodorinda Urrutia Anguita y Baldomero Dublé Almeida, ingeniero y teniente coronel del Ejército, fallecido en la Batalla de Chorrillos, en la Guerra del Pacífico. Sus primeros estudios formales los realizó en el Santiago College de Angol, en el Seminario Conciliar de Concepción y otros colegios privados de la zona. Viajó a Santiago para terminar sus humanidades en el Instituto Nacional, donde impulsó la Academia Literaria y un semanario satírico escrito en verso. En 1895, a los 18 años de edad, recibió una mención honrosa en el Certamen Varela de Valparaíso, por su libro de poemas Pensamientos en la tarde.
En 1897, hizo un curso de aspirantes a oficiales en el Regimiento de Artillería de Costa de Talcahuano, para incorporarse tiempo después a la Escuela de Leyes de la Universidad de Chile. Durante su período de estudiante universitario colaboró en los diarios La Ley de Santiago y El Sur de Concepción, diarios de avanzada radical, firmando sus artículos con el seudónimo “The Ripper” (El Destripador). Su carrera de leyes quedó interrumpida por su nombramiento en Servicio Diplomático Chileno.
Su producción literaria comenzó en 1898, cuando publicó su primer libro de poemas llamado Veinte años que incluyó poemas de Pensamientos de la tarde, que datan de 1895 y 1896, de Reminiscencias, de 1897 y 1898; y de Melancolía, de 1898.
En 1903 publicó Del mar a la montaña, primero en Santiago y luego en París. Este libro tuvo una importante acogida por parte de la crítica y de otros escritores. José Santos Chocano le decía “Usted es el poeta de Chile”. Por su parte, Rubén Darío le escribió “Su patria tiene en Usted al poeta que le faltaba”. Hernán Díaz Arrieta (Alone) escribió sobre este libro: “El año 1903 publicó Del mar a la montaña, versos que le consagraron como poeta chileno de primera clase, admirado, celebrado, recitado. Había en sus estrofas una música de acento nuevo, una fantasía nacional que pintaba con belleza costumbres y paisajes criollos… Una escuela nacía al compás de sus cantos, nada menos que el criollismo”. Dos de sus piezas más conocidas y logradas son “La procesión de San Pedro en el mar” y el poema “En el fondo del lago”.
Ese mismo año fue destinado en misión diplomática a Francia. A partir de entonces su carrera diplomática lo llevó por 17 países distintos, entre ellos, Austria, Brasil y Ecuador, donde ejerció el cargo de ministro plenipotenciario de Chile. A lo largo de su labor diplomática cultivó amistad con muchos escritores y personalidades del ámbito cultural, entre los que destaca Paúl Claudel. Para Hernán del Solar, la amistad con Claudel pudo ser el origen de la conversión religiosa de Dublé.
En 1917, fue incluido en la antología Selva Lírica. En este período participó de la fundación del grupo literario Los Diez. Además fue miembro de número de la Academia Chilena de la Lengua, correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua.
Sus dos libros que escapan del género lírico son Profesión de fe (1928) y Memoria genealógica de la familia Dublé (1942).
En 1953, tras largos años de silencio, apareció Fontana cándida, una valiosa antología de toda su producción poética que incluye poemas dispersos en diarios y revistas de la época.
Por su destacada trayectoria en 1958 se le otorgó el Premio Nacional de Literatura.
Diego Dublé Urrutia murió el 13 de noviembre de 1967, a los 90 años de edad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s