César Milstein en Bahía Blanca

Volvió de tierras lejanasimages (2)
lleno de gloria y honor,
sin eclipsar el fulgor
su sencillez soberana.

Con modestia franciscana
y sandalias de pastor,
con su alegría interior
y su sonrisa paisana,
y, como gaucho cabal,
zapateo y jineteada.

Y en su terruño natal
tuvo el abrazo postrero
de sus viejos compañeros
del Colegio Nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s