Sara García y el Teatro Whitense

¿Quién les enseñó teatro a actores, actrices, directores, escenógrafos, apuntadores, tramoyista…? Nadie. Eran intuitivos. Nacieron con esa condición.
Sara García era alumna de la escuela nº 116. El director, Ricardo Pedernera, tenía dos hijas: Delia y Zaruhel. Allí, en las fiestas de fin de curso, debutó Sara en la obra Mustafá. Con Gastón Osmón hacían una pareja de turcos. Fue un gran suceso. Allí se despertó su cariño por el teatro.

Pero pasó mucho tiempo antes de hacerlo en un teatro “de veras”. Gianetto Belavigna y Pablo Gabari vencieron la resistencia de la familia. Eran hombres de prestigio en White y el padre de Sara confió en dos cosas fundamentales: la confianza en su hija y la seriedad que ofrecían Gianetto y Pablo.
El primer papel de Sara fue un breve bocadillo en Margot. Pero le pareció que era la primera actriz del Scala de Milán.
En el teatro no hay papeles chicos. Todos son importantes cuando se los hace con pasión, con fe, con entusiasmo. Y yo en aquel momento me sentía como en el despertar de una vocación. Vocación que no me abandonó” – cuenta Sara, hoy a los ochenta y cuatro años.
Sara García se fue convirtiendo en una excelente actriz. Dúctil, segura, intuitiva, oscilaba sin prejuicios ni inhibiciones entre el drama, la comedia y el sainete, sin complejos ni transición.
Cuando ya había alcanzado el dominio total de la escena, le daban las tareas más difíciles. Por ejemplo, amansar a los descarriados que bailaban el Pericón en la víspera de las fiestas nacionales y por falta de ensayo o por propensión a improvisar, necesitaban una compañera que los sujetara.
“En los últimos cuatro o cinco años, bailé el Pericón con Italo Ottaviani. Una vez entró al escenario con un burro…! Gianetto sabía que la única que podía encarrilarlo era yo… Por eso me lo dejaba!”.
TEATRO HNAS GARCIA

La lista de obras en las intervino Sara García es tan extensa que se corre el riesgo de olvidar algunas. Pero a Margot, en la Italiana, le siguieron Juancito de la Ribera, Ya se acabaron los criollos, Hojas del árbol caídas, Airinhos de miha terra, En un burro tres baturros (con Federico Baeza), Cara o cruz, El Maestro Ciruela, La Maestrita (con Juanita Quesada), Flor de Lys, El pingo pangaré, Los mirasoles, El viejo Hucha (que en Buenos Aires estaba representado por Enrique Muiño), El alma de los perros, El conventillo de la Paloma, M´hijo el dotor, Las de Barranco, Benditas seas (con Juanita Quesada), El vasco de Olavaria… y muchas más.
Hacer Mustafá en el escenario le valió aprender de memoria el Preámbulo de la Constitución Argentina. Todavía lo recuerda. Y lamenta que sean muy pocos los que lo recuerdan. Y muchos menos los que lo cumplen…
MUERTE EN EL ESCENARIO
“Hojas del árbol [caídas] es un drama muy duro. El público se entregaba totalmente a la acción que se desarrollaba en la escena. Las mujeres lloraban sin pudor. Y muchos hombres escondían una lágrima furtiva. “Rogelio Iglesias era ciego. Yo, enferma, tuberculosa, era su cuñada. Mi hermana, esposa del ciego, lo había abandonado. En la escena final tenía a mi cargo un parlamento muy extenso y emotivo. Y caía muerta… (Cuando caía el telón los aplausos se atenuaban, porque en cada uno había un pañuelo húmedo)
“Mi hermano Lalo, que era muy niño, supuso que yo había muerto y no lo podían consolar. Tuvieron que llevarlos al escenario para que me abrazara, entre lágrimas y…sonrisas, feliz de que todo fuera ´de mentira´.”

EL CURA POLÉMICO
“Con todos mis compañeros me sentí muy cómoda, pero especialmente con Joaquín Rossini. Generalmente Joaquín hacía papeles cómicos, pero su veta, muy amplia, le permitía todo.
En una ocasión debió representar a un cura polémico. El Padre Tito Graziani iba a los ensayos y después le decía: ´No, Joaquín… no debes decir esas cosas…´, ´¿Y qué quiere, Padre…? ¡No lo digo yo, lo dice el autor!´, ´Pero es que eso es un sacrilegio… “

Los socialistas, en aquel tiempo, gozaban de general simpatía entre el pueblo. Con gran disgusto de Graziani, la obra finalmente se hizo sin cortes y el padre aceptó que la libertad de expresión era más importante que sus reservas. Y Joaquín, además, le agregaba alguna frase de su cosecha. Provenía de una familia honestamente socialista.
DIRECTORES, ACTORES, GRANDES COMPAÑEROS
No puedo nombrar a toso los amigos y compañeros con quienes trabajé muy a gusto, en las muchas obras que representamos, pero a riesgo de olvidar a una enorme cantidad, voy a hacer una síntesis memoriosa de los que más recuerdo.
Gianetto Bellavigna, gran director y actor. Severísimo en el texto y enemigo de la morcilla.
Eduardo Radelgi, un cómico de excepción. Su apellido era Giraldo pero por razones personales hacía ensalada de letras con su apellido.
Rogelio Iglesias, galán, perteatro_ingeniero_whiteo actor en toda la gama.
Pablo Gabari, podía cubrir todo, desde la comedia a la tragedia.
Hilda Pessina, una dama joven hermosa y dúctil.
Quiero decir que lo hicimos todo a pulmón, pero poniendo en cada caso el alma y el corazón. El público nos compensó con su aplauso y su cariño, sinceramente.

PEDRO E. PICO
Pedro Pico, autor de varias obras de teatro de gran repercusión, era intendente socialista de una ciudad de La Pampa. La obra tenía un tinte social. La sala estaba colmada y nadie sabía que entre el público estaba el autor. Dirigía Gianetto. Y al finalizar, don Pedro Pico subió al escenario a felicitar a todo el elenco y muy especialmente al director.
LAS HERMANAS QUESADA
No eran nativas de White. Llegaron de un pueblo cercano y tuvieron inmediata ubicación entre los aficionados al teatro porque lo llevaban en el alma.
Juanita era una gran actriz y se convirtió en la damita joven.
Menchú (Carmen) y Nía también actuaron en varias obras hasta que la familia se trasladó a Tiro Federal y posteriormente a Buenos Aires.
Juanita Quesada se incorporó inmediatamente a la compañía de Luis Arata, pero cuando se casó, dejó el teatro.
Menchú, continuó, filmo películas y encontró en la televisión un medio permanente. Sigue actuando, con gran suceso, en los elencos más famosos del ámbito televisivo nacional. Siempre fue una excelente comediante. Y lo sigue siendo.
EL CONVENTILLO DE LA PALOMA
Sainete clásico de Alberto Vaccarezza. Con “El Conventillo..” se inauguró “La Siempre Verde”. Gianetto era Villa Crespo, el galán y Josefa Firpo, La Paloma, de quien todos estaban enamorados. Los personajes representaban todo el espectro cosmopolita del país: el gallego, el italiano, el turco, con sus respectivas consortes, celosas y enemigas “a muerte” de La Paloma.
“Mucho tiempo después, cuando Comercial cumplió cincuenta años, volvimos a poner en escena ´El Conventillo de La Paloma´, con Gianetto y Radelgi. Pero varios de los anteriores compañeros ya no estaban con nosotros…”
APOSTILLAS DE CIERRE
Las fotos que tenía de cuando se inauguró La Siempre Verde, las doné a los scouts.
A Rogelio Iglesias, un muy buen actor, le gustaba cantar. Una vez en escena, comenzó un tango y… se olvidó la letra.
Gerardo García no tenía parentesco conmigo. Fuimos muy amigos. Se casó con su novia Preciosa Vázquez, que era preciosa por partida doble.

No se usaban las malas palabras en escena. Julián López, cuando se dio cuenta que había dicho ´ojete´ se quedó mudo. Entre todos tuvimos que reconstruir el diálogo interrumpido, para seguir la obra.
Un muchacho apellidado Di Stéfano, que representaba a un comisario, abruptamente entró en escena diciendo ´lo senté de culo´

Esas salidas provocaban malestar y estupor entre la gente, Hoy se dicen a toda hora por televisión.”
Las hermanas Quesada estimularon sus ganas de irse a Buenos Aires. Rosario Spósito fue el portador de la invitación y Pepe Ferrari “me dio otro empujoncito. Y estoy en la Capital desde 1940. Pero siempre tuve el corazón en White.”

Del libro “Historietas Whitenses” de Ampelio Liberali.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s