El dragado

Como introducción al primero de los encuentros del ciclo de charlas realizadas por el Museo del Puerto, sobre las actividades realizadas en el puerto, denominado “Puerto: Trabajadores y Privatización ”, en el trabajo preparatorio para el taller titulado “Obreros, Trabajadores, Técnicos, Laburantes, Operarios…” sobre el tema “Trabajadores de dragas, nos cuentan acerca del ´Arte de dejar todo parejito y limpio abajo, sin que se vea…¨, reproduce un párrafo de una publicación del año 2006 realizada por el Sindicato de Personal Embarcado de Dragado y Balizamiento – SPEDyB- en su publicación “Crónicas históricas”, que expresa:“La historia de los trabajadores de Dragado y Balizamiento de la Argentina se pierde en los orígenes de la Patria y seguramente antes también, Son parte fundamental del sistema de vías navegables y marítimas del país. Sin los embarcados, nada sería posible. Sin embargo estos obreros ´acuáticos´ fueron ´invisibles´ para quienes los emplean desde tiempos inmemoriales.”
DRAGA 43 - 1946Dragado, proceso de eliminación de suelo o de materiales del fondo de ríos,lagos o puertos de mar. El material recogido del fondo se llama escombro. Las máquinas utilizadas se llaman dragas; cuentan con equipos de aspiración o de excavación movidos por un motor diesel y montados sobre una plataforma flotante. Las dragas se utilizan para hacer más profundas o más anchas las vías navegables, extraer el material de relleno necesario para elevar tierras sumergidas por encima del nivel del agua, construir diques, preparar la colocación de cimientos bajo el agua y para extraer minerales y muestras de vida marina.
En el caso específico de esta investigación, el señor Luis Pérez, un trabajador de las dragas que operan en el puerto de Ingeniero White, expresa:
“El dragado es el mantenimiento de los accesos a los muelles y sus sitios de los puertos de Ingeniero White, y Galván”, para ello el Departamento Bahía Blanca de la Dirección Nacional de Vías Navegables, pone en funcionamiento sus embarcaciones y equipos adecuados, dragas con cangilones para la extracción de material, su descarga a gánguiles y traslado a zonas determinadas, para evitar el regreso de lo extraído a los lugares de navegación y operación de buques recientemente adecuados. También lanchas auxiliares de distintos portes, que son requeridas en trabajos de asistencia y relevamiento de las profundidades procesadas o que se deben profundizar.
El dragado – continúa Pérez – es para mantener la profundidad tanto en el canal como en la ría, sacando el material (…) que puede ser barro, arena, arcilla, depende de lo que haya en el fondo. Por ejemplo en la ría de bahía Blanca tenés tanto barro como arena, según sectores. Según lo que haya se cambian los elementos para extraerlos. Las embarcaciones tienen esos equipos para extraer barro o extraer arena.
Se utilizan varios tipos de dragas para extraer escombros. Las de cuchara tienen un brazo móvil que saca los materiales del fondo. Otro modelo utiliza una cuchara suspendida de unos cables desde el brazo de una grúa que la hace adecuada para dragar en aguas profundas. Las dragas de cangilones llevan una cinta transportadora equipada con pequeñas cucharas. Las dragas hidráulicas de succión se utilizan en terrenos blandos y suelen estar acopladas a una tubería flotante que transporta los materiales hasta la orilla… Las dragas disgregadoras abren vías de navegación agitando el fondo para que la corriente se lleve los sedimentos. En zonas de piedra se utilizan disgregadores rotatorios para raspar el fondo de los ríos. En estuarios poco profundos se utilizan unas pequeñas dragas parecidas a los aerodeslizadores.
El término draga también se aplica a unas pequeñas excavadoras que utilizan los científicos para recoger muestras de suelo, de fauna y de flora del fondo marino. Máquinas para mover tierra, equipo que se usa en la construcción pesada, sobre todo en proyectos de ingeniería, que requieren mover millones de metros cúbicos de tierra. El traslado de tierra o de cualquier otro material desde el interior de bolsas de agua se realiza mediante dragas.
El uso de tal o cual tipo de draga a emplear depende también del tipo de tarea se haya encomendado
“Están – continúa explicando Luís Pérez – las dragas a baldes o a cangilones: esas son las que estaban primeramente en Ingeniero White, que eran a vapor. Tienen unos 30, 35 baldes por rotación, va sacando el barro y lo transporta a una chata barrera, que decimos nosotros. Depositan el barro del balde en el depósito de la embarcación que es para eso nada más y eso se lleva al lugar que determina el personal de estudio”.
Este tipo de draga necesita mayor cantidad de gente trabajando, las tareas son manuales no están automatizadas y necesita personal estable en la popa y en la proa del barco, marineros de amarre y desamarre de la embarcación auxiliar.
Explica que además existen dragas a succión o por arrastre que poseen un sistema de cuchara, un brazo automático que baja y por aspiración, chupa el barro que está abajo, al estilo de una gran aspiradora, y lo deposita en las barcazas auxiliares
Lleva – nos cuenta Luís Pérez – más o menos una tripulación de 20, 23, 24 personas. A bordo trabajás 12 horas, hay momentos para dormir, para comer
Desde 1999 el dragado se encuentra licitado a empresas extranjeras, que obtienen importantes ganancias.
Las empresas que operan actualmente son Boskalis y Jan de Nul, contratan al personal por cinco años y son las encargadas de abonar sueldos y demás contribuciones sociales de los obreros.
Luís Pérez, se siente reconocido de haber trabajado para el Estado, ya que le dio la posibilidad de iniciarse como marinero, capacitarse dentro de la misma empresa y llegar a patrón de barco, es decir oficial a bordo.
Recuerda además: “Vos subís a una embarcación y tenés tu libro de rol donde asentás cuál es tu ocupación a bordo y la fecha de ingreso a bordo y desembarco. La parte técnica la resuelve el patrón en conjunto el maquinista (…) En la draga trabajan el marinero, el marinero cocinero y el mozo, el contramaestre, el maquinista, el engrasador, el patrón.” Esta realidad ha cambiado con la tecnología incorporada y se ha reducido ostensiblemente la dotación de cada embarcación.
Por su parte Juan Carlos Domínguez, otro obrero de las dragas, que sus comienzos fueron en la draga 28 C que era a vapor y donde su papá Rafael Domínguez era foguista, una tarea muy sacrificada en el sector máquinas. Ingresó en reemplazo de su padre, ya que los hijos de los obreros, tenían prioridad sobre el resto de aspirantes.
También Ricardo Cairos recuerda que en 1969 al mes de ingresar tuvo un accidente – una pluma se rompió y lo golpeó en la cabeza, además de provocar una quebradura en el antebrazo, que le obligó a estar tres meses sin poder trabajar. Perseveró y de marinero pasó a contramaestre, es decir un capataz en tierra.
El dragado es esencial para el acceso de barcos de gran porte, se realiza generalmente lejos del puerto, en los canales de ingreso, por lo que no es observado por el grueso de la gente y el trabajo realizado queda limpio y ordenado, para evitar sorpresas, pero se percibe por la navegación sin inconvenientes, pero no se ve. Por esa razón los trabajadores de las dragas se autodenominan “obreros acuáticos” e “invisibles”.
¿Se podría aplicar, tal vez, aquello de Saint Exupéry, en cuanto a que lo esencial es invisible a los ojos?

Fuente: Museo del Puerto: Testimonios de Luís Pérez, Juan Carlos Domínguez y Ricardo Cairos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s